¡BIENVENIDAS A NUESTRA GRAN FAMILIA DE LA IGLESIA!

El pasado 30 de junio celebramos los bautizos de Esther y sus dos hijas Ruth y Dafne de Casa Guadalupe, todo un regalo. ¡BIENVENIDAS! Ya sois hijas de Dios y eso es una gran alegría. Gracias Esther por tu gran testimonio, en su día diste el Sí a la Vida tirando adelante con el embarazo y ahora volvéis a dar el Sí para su vida Eterna. Fue un día precioso muy soleado y vuestras caras de felicidad iluminaban la Parroquia de Sant Cebria. Ahora a seguir acompañándolos en la fe y acercarnos cada día a Jesús y a María. ¡Gracias Virgen de Guadalupe por tantas bendiciones! ¡Gracias por una fiesta tan bonita!